Inicio

Ofrecemos cursos de idiomas impartidos en el lugar de trabajo de los empleados (In-Company) hechos a medida para las necesidades de una empresa moderna. Ponemos el énfasis en la parte hablada del aprendizaje sin olvidar que, según las circunstancias, puede ser de gran utilidad mejorar la expresión escrita para poder comunicarse efectivamente por correo electrónico.  Se puede bonificar todos nuestros cursos.

   


Hacemos entrevistas de nivel orales antes de empezar un curso para conocer tanto el nivel como las necesidades, así como los objetivos del plan de formación de la empresa. La pruebas de nivel en lengua inglesa se llevan a cabo por parte del Sr. David Merkler ,  fundador de la empresa, que tiene más de 25 años de experiencia en España en la enseñanza de inglés “In-Company”

¿Por qué quieren estudiar con Language Services?

Porque ofrecemos una sólida garantía de un servicio bien pensado y porque sabemos lo que hacemos.

  • Gestionaremos la bonificación de la Fundación Tripartita, si así lo desean.
  • Nuestra política de selección del profesorado ofrece unas garantías. Seleccionamos profesorado en función de su experiencia y su formación, pero sobre todo personas que encajan en el entorno de las empresas.
  • Porque enseñamos lo que necesitan para su trabajo y para las situaciones en el entorno laboral (asistir a reuniones, negociaciones, recibir visitas del extranjero, atender llamadas telefónicas etc.), situaciones en las que usualmente se encuentran nuestros alumnos.
  • Porque ganarán en confianza y se sentirán más tranquilos a la hora de desenvolverse en inglés.


Un mensaje a los profesionales de RR.HH.


En Language Services, nos gusta pensar que estamos dando algo más que formación en idiomas; estamos dando soluciones. Y sabemos que los directores de Recursos Humanos (RRHH) valoran a quienes proporcionan soluciones personalizadas y eficaces a sus necesidades específicas
Tanto si todos o alguno de sus empleados necesitan aprender idiomas como si no, un buen empleado espera obtener algún incentivo por su trabajo. Si quiere conservar dichos empleados será mejor que incentive a los mejores o acabarán marchándose a otra empresa.
¿Todos quieren clases de idiomas? Respuesta: No, pero mucha gente disfruta aprendiendo idiomas y es una manera de demostrar que la empresa quiere invertir en su activo más valioso: los empleados. Y estos conocimientos de idiomas pueden ser también beneficiosos para la empresa misma.

Algunos Clientes